¡LA VITAMINA B17 ESTÁ PROHIBIDA PORQUE CURA EL CÁNCER! Y DESTRUYE CUALQUIER TUMOR MALIGNO ¡QUE LO SEPA EL MUNDO ENTERO!

El cáncer es una enfermedad terrible y cada vez son más las personas que la padecen en todo el mundo. Esta enfermedad es una de las más mortales que conocemos y encontrar la cura es uno de los principales objetivos de quienes la investigan. Hoy te diremos algo que te sorprenderá. Se ha descubierto que una vitamina es capaz de curar el cáncer y terminar por completo con las células malignas.




LA VITAMINA B17

Los laboratorios tienen miedo, porque se ha descubierto que la vitamina B17 es muy tóxica para las células de cáncer y es capaz de terminar con esta enfermedad de forma efectiva. Existen muchos pacientes que están tratando esta enfermedad con esta vitamina, y por lo tanto las farmacéuticas no lo ven del todo bien.

La vitamina B17 o también conocida como amigdalina combate el cáncer totalmente y muchas de las farmacéuticas intentan que no se divulgue este descubrimiento. Esta vitamina la podemos conseguir muy fácilmente y terminar con las compañías de fármacos. Semillas del damasco y del albaricoque son las que contienen cantidades grandes de vitamina B17, de esta manera podemos conseguirla fácilmente.

La vitamina B17 o amigdalina es una vitamina que se ha demostrado ser altamente anticancerígena, tal como descubrió el químico Ernest Krebs en el año 1950. Las pepitas de manzana o las semillas de albaricoque son algunas de las formas de obtener esta vitamina tan importante para ayudar a curar el cáncer.

La vitamina B17 también es conocida con el nombre de amigdalina y laetril y se sabe que las antiguas civilizaciones como los egipcios mencionaron el uso de Amygdalorum para el tratamiento de los tumores en la piel.




Pero los estudios sobre la amigdalina no se realizaron hasta la mitad del siglo pasado cuando el Dr. Bohn descubrió en el año 1802 que en el proceso de destilación del agua que provenía de las almendras amargas se obtenía el ácido hidrociánico.

Tenemos en la vitamina B17 un un agente quimioterapéutico totalmente natural que se haya en más de mil doscientas especies de plantas.
Concretamente la encontramos en las semillas de los frutos como las cerezas, las manzanas, los albaricoques y los duraznos.

Al ser un di glucósido con una molécula de cianuro es altamente bioaccesible, lo cual hace que penetre en la membrana celular fácilmente.

La vitamina B17 ayuda a curar el cáncer

Se han realizado en Nueva York 5 experimentos de los cuales 4 resultaron favorables para comprobar la efectividad de esta vitamina frente al cáncer, pero que casualidad que el único estudio que se publicara fue precisamente el que no pudo demostrar al 100% su efectividad. Cada uno que saque sus propias conclusiones, aunque parece algo más que evidente. En el Himalaya hay un pueblo que se llama Unza y sus habitantes no conocen el cáncer ya que se alimentan con grandes cantidades de frutas con sus semillas incluidas. Sin ir más lejos las semillas de damasco destruyen literalmente las células cancerosas.




Según dicen los expertos y por supuesto hablamos de los médicos independientes a los cuales no les importa incomodar a los intereses farmacéuticos, las semillas se deben de masticar muy lentamente para que liberen toda su vitamina y lo ideal según ellos es comer 2 pepitas por hora durante el transcurso del día en el caso de tener un tumor y si la cantidad es de entre 3 y 5 pepitas por cada hora los resultados frente al cáncer son mucho mayores.

Hay que decir que la vitamina B17 es hidrosoluble, es decir, que se disuelve en agua perfectamente.

También se venden suplementos y en el caso de que una persona tenga cáncer debería de tomar 10 pastillas de 500 mg durante el primer mes de tratamiento, o lo que es lo mismo, una pastilla cada hota. En el caso de sentir náuseas se puede tomar media pastilla cada media hora y con el tiempo el cuerpo se va acostumbrando haciéndose más tolerante.

Durante los 3 siguientes meses de tratamiento se reduce la dosis para tomar entre una y 3 pastillas de vitamina B17 al día. Por supuesto tomarlas como prevención durante toda la vida es lo ideal tomando al menos una pastilla diaria o 3 como máximo en el caso de haber superado ya un cáncer. En las personas que nunca han padecido cáncer y desean prevenirlo tomando vitamina B17, se pueden tomar una o dos pastillas de 100mg diarias, que también equivale a comer entre 7 y 10 pepitas de fruto diarias.

Además se pueden combinar las pastillas suplementos de vitamina B17 con el consumo de las pepitas, ya que las pepitas de los frutos que hemos mencionado anteriormente contienen sustancias naturales que no poseen los suplementos. Alimentos con vitamina B 17 para el cáncer
A continuación, damos una pequeña lista con alimentos con vitamina B 17 para prevenir y ayudar a curar el cáncer:
Garbanzos, Lentejas, Germinados, Nueces, Anacardos, Almendras, Cereza, Arándanos, Moras, Fresas, Frambuesas, Semillas (de chía, sésamo y lino), Alfalfa, Hierba de trigo, Avena, Mijo, Centeno
Arroz integral, Cebada, Brotes de bambú, Tejo, Planta fucsia, Sorgo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close