Ella redujo su barriga usando estos maravillosos remedios caseros

Los remedios caseros para reducir barriga se convierten en el complemento perfecto de cualquier dieta saludable y de los hombres y mujeres que desean tener un vientre plano.





Remedios caseros para reducir la barriga en pocos días

Además, se elaboran con ingredientes naturales que no resultan perjudiciales para la salud y que se pueden adquirir en supermercados y herbolarios por muy poquito dinero.

Remedios caseros para reducir barriga

En ¡salud espiritual y física! te damos la receta de dos remedios caseros para reducir barriga que te irán de maravilla si los combinas con una alimentación sana y equilibrada y con ejercicio físico. ¿Te animas a ponerlos en práctica?

Remedio casero para reducir barriga de hinojo

El hinojo es una planta diurética que combate la retención de líquidos y que se ocupa de reducir la hinchazón del abdomen.

Ingredientes:

  • Una cucharada de semillas de hinojo
  • Un vaso de agua
  • Elaboración
  • Calienta el agua.

Cuando empiece a hervir agrégale las semillas de hinojo y retírala del fuego.

Deja que repose unos 15 minutos y, pasado ese tiempo, fíltrala con un colador y bébetela poco a poco.

Aunque puedes consumir esta infusión de hinojo a cualquier hora del día, te recomendamos que lo hagas después de la comida principal.





Remedio casero para reducir barriga de laurel, salvia y canela.

El laurel es, al igual que el hinojo, una planta fantástica para poner fin a la retención de líquidos. En cuanto a la salvia, es importante destacar que se ocupa de mejorar las digestiones y de combatir los gases, por lo que también es ideal para preparar remedios caseros para reducir barriga.

No obstante, en la elaboración de este truco natural también encontramos la canela debido a su poder para acelerar el metabolismo y destruir la grasa que se acumula en la zona del abdomen.

Ingredientes:

  • 2 hojas de laurel
  • 2 hojas de salvia
  • Una cucharadita de canela molida
  • Un vaso de agua mineral





Elaboración

  • Calienta el agua mineral y añádele la salvia y el laurel en cuanto rompa a hervir.
  • Quítala del fuego y deja que repose alrededor de 15 minutos.
  • Retira las hojas de salvia y laurel, agrega la canela en polvo y consume la infusión poco a poco y, a ser posible, antes del desayuno.
  • Puedes beber un vaso de agua con laurel, salvia y canela varias veces a la semana.

PARA DARTE CUENTA DE LOS DETALLES. CLICK EN EL VIDEO!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close